Bienvenid@
¿PARA QUÉ ME SIRVE LA MEDITACIÓN? ¿POR QUÉ VOY A DEDICAR MI TIEMPO A MEDITAR?

¿Alguna vez has oído o leído que la solución a tus problemas es “amarte a ti mismo” o “creer en ti”? Es muy probable que hayas entendido que esta es la solución pero si es así… ¿por qué no funciona?, ¿y por qué no te pones a ello en serio, con todas tus fuerzas a cada hora del día hasta conseguirlo?

Uno de los motivos centrales es que no sabes quién es este “ti mismo”, no sabes dónde está ni como acceder a él para amarlo o creer en él. Puede que pienses que esta no es la razón y es cierto que existen otras pero te aseguro que es la principal.
En este punto muchas personas piensan que no saben amarse o creer en sí mismas, el caso es que no es tanto por el “no saber cómo hacerlo” como por el no saber a quién, ¿quién es este “ti mismo” que hay que amar para sentirme feliz?

Si te dicen que tienes que amar o creer en alguna persona o cosa sabes intuitivamente cómo hacerlo, ya amas a tu familia, o pareja, o perro, o gato, o música, o hobby, etc. También decides creer en algo todos los días, decides creer lo que te cuenta un amigo, en lo que lees, etc. Sabes cómo hacerlo. La diferencia es que en estos casos sabes a quien amar o creer, tienes localizado el objeto en el que vas a creer o amar, y en el caso de ti mismo no sabes ni localizarte físicamente.

Esto es tan real y serio que puedo decir que muchos de los problemas de postura vienen de ahí, de no estar en tu centro físicamente hablando, y os lo cuenta alguien que tuvo la postura fatal, la espalda con cuatro hernias y que ahora tiene la mejor salud física de toda su vida.

Así pues, parece que no es tanto una cuestión de “no saber hacer” como de “no saber a quién”.

La meditación es la práctica concreta que te ayuda a localizar, conectar y vivir desde ti mismo. Esto es la base de toda la salud espiritual, mental, afectiva e incluso física.

Por poner uno de muchos ejemplos; es la ausencia de este “ti mismo” lo que hace que a veces sientas esa soledad tan profunda, por eso es que puedes sentirla aunque tengas la compañía de tus seres más queridos.
¿Pero no era el sentimiento de soledad la ausencia de la compañía de otras personas?
No, es el sentimiento de ausencia de mí mismo, que no llegamos a comprender y que por necesidad de darle un sentido a este sufrimiento, le atribuimos el mismo significado erróneo que se le ha dado siempre.

Cuando recuperas este contacto contigo mismo te sientes acompañado, el sentimiento de soledad va disminuyendo, en intensidad y en veces que se repite. Te sientes más independiente, menos vulnerable a todas las inseguridades relativas a la compañía de otras personas y al miedo a perderlas, cuando estoy contigo disfruto al máximo que puedo de tu compañía, de ti y de mí contigo, y cuando te vas aparecerá otra cosa u otra persona, otro momento que disfrutar “de mí con…”.

Creo que aquí es bueno aclarar que seguiré teniendo mis preferencias, me apetecerá estar más con una gente que con otra, también es posible que se vaya alguien que no quiero que se vaya, pero puedo vivir con eso, lo que es insoportable es la ausencia de mí mismo.

También es fácil de entender que desde esta posición de “no necesidad” me sea más fácil amar más y mejor a mis seres queridos desde la libertad, pues ya no interfiere el miedo a la soledad y no deseo poseer al otro para cubrir mi vacío, me siento libre de verdad.

Todos podemos darnos cuenta de que no sentir esa soledad en el interior puede ser motivador y nos permitirá ser más eficaces en el mundo externo, este es otro de los beneficios de la meditación, sino te hace más eficaz en el mundo físico es que no lo estás haciendo bien o que lo que haces no es meditar.

La eficacia es la capacidad de conseguir el efecto deseado, la meditación me hace más eficaz, esto no quiere decir que por meditar ya consiga todo lo que quiero. Se refiere a que consigo lo que depende de mí y me pone en la mejor disposición de conseguir aquello que deseo pero que no solo depende de mí.

Por ejemplo recuerdo un chico que vino a sesiones de Coaching para mejorar su estado anímico cuando iba a competir en Muay Thai (un arte marcial tailandesa muy dura), la tensión física y emocional antes de la pelea es grande. Este chico aprendió a encontrar en sí mismo la tranquilidad y la seguridad, por lo que antes del combate se sintió sólido interiormente y en la mejor disposición de conseguir lo que quería. Esto no te garantiza que lo consigas pero el miedo y la tensión te pondrán las cosas mucho más difíciles.

Para esto es para lo que sirve la meditación; para para localizar, conectar y vivir desde ti mismo, lo que se traduce en una mayor eficacia en el mundo físico. No hacen falta las parafernalias, los folklores, no necesitas idolatrar divinidades orientales u occidentales, olvídate de seguir maestros o gurús, deja de imaginar que ves seres de luz, si estas cosas te satisfacen está bien, dedícales tiempo, pero en mi experiencia son más un obstáculo que una ayuda, es tu decisión.

En el apartado de cursos de esta web tienes mi propuesta de práctica de meditación; el Curso de Meditación nivel 1. La mejor técnica que conozco para conectar con el “ti mismo”, espero que te haya gustado el artículo y que te apuntes al curso, un saludo.

Toni Busom



CURSO DE MEDITACIÓN - SABADO 3 DE DICIEMBRE

Curso teórico-práctico dirigido a personas interesadas en la esencia de la meditación.
Experimentar de forma práctica el corazón de la meditación es el objeto de este curso, para que de forma gradual, cada cual a su ritmo, se convierta en una actitud natural ante la vida, una actitud positiva, tranquila y centrada. Más información en el apartado de cursos.

NUEVO SERVICIO DE QUIROMASAJE
Desde el próximo Martes, día 1 de Septiembre, Justo Brotons será el Quiromasajista del Centro Dharma, y para todos los socios el precio de los Quiromasajes será de tan sólo 10 euros.

¡BIENVENIDOS!

EL NÚMERO DE CONTACTO ES EL 661275546

Centro Dharma– C/ Cuntis 44 bajo. 15403 Ferrol, A Coruña
Tfno: 661275546